Prestamos para pymes
¿Qué son las Mypes y Pymes?

Se define como Mype a la unidad económica, sea natural o jurídica, cualquiera sea su forma de organización, que tiene como objeto desarrollar actividades de extracción, transformación, producción, comercialización de bienes o prestación de servicios.

MICRO EMPRESA: MYPE
- Desde 1 trabajador hasta 10 trabajadores.
- Con ventas anuales hasta un máximo de 150 UIT (480,000.00 nuevos soles).

PEQUEÑA EMPRESA: PYME
- Desde 1 trabajador hasta 20 trabajadores.
- Ventas anuales a partir de 150 UIT hasta 850 UIT (2’720,000.00 nuevos soles).

 

MYPES Y PYMES:

Lo más fácil es diseñar una web y estar en línea. Pero el negocio virtual requiere de un sistema de pagos, información en inglés y de una buena promoción en Internet.

Una empresa piurana dedicada a la venta de artículos de platería con motivos incaicos no encontraba aceptación en el exigente mercado de Estados Unidos. Se le sugirió diseñar productos al gusto del consumidor norteamericano. Así, la firma lanzó al mercado platos recordatorios de los equipos de la NBA (campeonato estadounidense de baloncesto). Su producto fue un éxito y empezó a recibir varios pedidos por Internet.

De esta forma, Cristian Baldarrago, instructor del Programa Internacional de Comercio Electrónico de la embajada de Estados Unidos, describe la cruda realidad: los productos peruanos, por más calidad que tengan, no se venden por sí solos en el mundo, sino que deben ser adaptados a las exigencias y preferencias de los clientes extranjeros.

"El mercado norteamericano no es uno solo. Lo primero que debe hacer una persona que quiere ofertar por Internet es buscar los nichos y adecuar su producto o servicio a las necesidades y gustos de los consumidores", explicó.

Por ejemplo, un productor de chompas de baby alpaca debe conocer sobre moda, pues no a todos los clientes les gustan los tradicionales diseños peruanos para un producto cuya fibra es muy apreciada.

"El verdadero consumidor es el que tiene dinero y le gusta la moda. Entonces, tal vez ellos prefieran comprar prendas con diseños similares a las confecciones de Cristian Dior", dijo.

EXPERIENCIA VIRTUAL. El Programa de Comercio Electrónico se inició el año pasado, mediante el cual se ha ido capacitando sobre el uso de la tecnología, el comercio a través de Internet y, sobre todo, cómo llegar al consumidor en línea de Estados Unidos. Actualmente, la embajada de ese país y el área de Comercio Exterior de Consultandes vienen desarrollando seminarios y talleres orientados a esta capacitación.

"Muchas personas piensan que Internet es algo lejano, del futuro. En Estados Unidos es una forma de vida y tenemos que buscar esos mercados", anotó el experto.

Otros, en cambio, creen que el comercio electrónico es solo diseñar un website y darle de alta en Internet. Un portal de estas características requiere un sistema para recibir pagos en línea, a través de tarjetas de crédito. Además de una buena promoción y márketing en el ciberespacio, lo más costoso en la Internet. "Con la cantidad de negocios que hay en línea, cada vez es más complicado posicionarse en los buscadores (Yahoo, Altavista, Google, etc.).

Manifestó que hay sistemas de operación monetaria que ofrecen a los participantes un portal con millones de consumidores en línea (www.promotorforex.com/comex) es una buena alterantiva para trabajar online con la posibilidad de generar ingresos y ganar dinero más de lo que se imagina. Señaló que una vez que los productos están dirigidos al mercado virtual solo hay dos opciones: que se concrete la venta o que se consigan potenciales clientes.

NO DISCRIMINA. Cristian Baldarrago afirmó que toda persona que sepa utilizar el programa messenger (servicio de mensajería instantánea por Internet) y la cámara web, puede realizar ventas en línea.

"Para vender por Internet no se necesita ser una empresa. Los productos, hasta cierta cantidad de dinero, se mandan por courier. Una vez que la demanda crece, el volumen a exportar deberá ser tramitado por Aduanas", sostuvo. Es necesario que la información esté en inglés.

"Había un joven que no tenía nada, ni productos ni servicio que ofrecer. Le sugerimos que lance productos virtuales. Así, creó un recetario electrónico sobre el cebiche, que vendía a cinco dólares cada uno. Llegó a negociar sesenta libros", comentó.

Sostuvo que otro sector interesante es el turístico. "Así como hay turistas que llegan al país, hay otros que están buscando dónde viajar", recomendó el experto.

Prestamos

 

Las Pymes

Ocho de cada 10 PyME fracasan en sus primeros 5 años. Al no contar con información actual confiable y en segundos, que les permita tomar decisiones correctas y a tiempo, les resulta imposible concentrarse en hacer dinero. Además, no manejan de forma eficiente su Flujo de Efectivo y así, nunca alcanzan la Libertad Financiera. Es importante cambiar la cultura laboral (principalmente en México y Latinoamérica), es decir, el entender que los empleados y los clientes representan recursos valiosos y por tanto, contar con conocimientos y herramientas que permitan aprovecharles y mantenerlos, es básico para competir hoy en día.

Hoy es más fácil acceder a esos conocimientos y herramientas, que antes solo estaban disponibles a corporaciones. Conocimientos de recursos humanos, tributación eficiente, gestión de clientes y herramientas como tecnologías de internet, programas de gestión y administración contable; son un ejemplo de las armas que tienen las PyME para crecer.

Hay que entender que para competir con corporaciones, la clave ya no es siendo una, más bien comportándose como una. La ventaja de los grandes es que son grandes, la de los pequeños, es que se mueven más rápido, de forma casi invisible y pueden aprovechar las armas de los grandes a su favor.

Si bien hoy en día hay muchas más posibilidades de negocios que hace 10 años, tan bien es alto el riesgo de equivocarse; al desconocer esto, 8 de cada 10 PyME, dedican valiosos años en contestar tenazmente y correctamente las preguntas equivocadas. Un ejemplo típico (y considero es un punto sin retorno hacia el fracaso de una PyME), es cuando se endeudan basadas en una proyección de ventas y apuestan casi todos sus recursos en un posible negocio futuro, aparentemente esto no es malo, pero, la PyME considera que sus ingresos se duplicarán o más y se endeuda en base a ese factor. La corporación en cambio sabe que la vida de una empresa no es un carrera de 100mts, es una maratón, por ello en cada decisión analizan "el peor escenario posible" manejan índices de crecimiento prudentes (entre 1% y 10%), así se endeudan sabiamente y disminuyen su riesgo.

En resumen, el reto que tienen las PyME es: "Gastar menos de lo que ganan", ó "Endeudarse menos de lo creen que van a ganar".